Saltar al contenido

Máquinas de picar carne (manuales y eléctricas): ¿cuál comprar en 2019?

Esta vez hemos analizado las máquinas de picar carne. En el mundo moderno las eléctricas sobresalen de las manuales, y estas han sido las ganadoras de nuestras comparativa.

¿Qué máquina de picar carne compran más este año?

Antes de pasarte a comentar nuestras favoritas después de probar un par de decenas de modelos, vamos a ver aquellas máquinas de picar carne que nuestros lectores han comprado este año. Un buen indicador sin duda, de que tienen buena relación de calidad-precio.

¡ahora en oferta!Bestseller No. 1
¡ahora en oferta!Bestseller No. 2
Elma 5500006 Máquina de Picar Carne
  • Máquina picar carne elma nº22
¡ahora en oferta!Bestseller No. 3
¡ahora en oferta!Bestseller No. 4
Homgeek Picadoras de Carne 1200w Salchicha y Máquina de Carne Eléctrica con 3 Accesorios de Corte...
  • PICADORAS DE CARNE MULTIFUNCIONAL - 1200w de potencia puede cortar 1,2 kg de carne una vez. varias funciones,...

Este es el resultado de las mejores después de nuestros análisis. Vamos a verlos.

Mejor eléctrica calidad-precio

Es potente, así que funciona de forma rápida. Una buena cantidad de características atractivas, con muchas funciones. Cumple al detalle con todo, así no hay nada sobre lo que quejarse, ni siquiera sobre las partes de plástico.

¡ahora en oferta!
Bosch MFW67440 - Picadora de carne, ,Clasificación de conexión (W): 700, color gris
Mejor calidad-precio. Muy potente, con una gran variedad de opciones y a un precio que sigue siendo asequible.

Los accesorios de rallador de queso y picado funcionan de manera limpia. Además que el accesorio de licuado está diseñado para volúmenes pequeños.

La tecnología de BOSCH se distingue por su calidad y fiabilidad, y los electrodomésticos de esta marca se encuentran entre los mejor valorados. Sus precios suelen estar por encima de la media, pero los productos están a la altura.

Esta máquina de picar carne funciona de manera rápida, por lo que cumple a la perfección con su cometido. El montaje, mantenimiento y almacenamiento de las piezas están pensados hasta el más mínimo detalle.

Si no quieres preparar grandes cantidades de licuado de una vez, entonces resulta perfecta como licuadora. El resto de las funciones no tienen ninguna limitación. Tanto el accesorio para picar carne, como los que se utilizan para rallar y cortar en tiras proporcionan un resultado de calidad.

Además, gracias a la potencia de esta picadora de carne eléctrica, el proceso es rápido. Una vez más, la marca BOSCH ha resultado ser superior a sus competidores. Así que si valoras la calidad, echa un vistazo la máquina de picar carne BOSCH MFW 68660, una ayudante de cocina con la que es un placer trabajar.

Eléctrica más barata

La picadora de carne eléctrica Homgeek es la mejor opción si buscas una picadora eléctrica sin gastar demasiado dinero. Esta máquina de picar carne viene equipada con un motor razonablemente potente de 1200 vatios que permite picar entre 1,5 y 1,8 kilogramos de carne en menos de un minuto.

¡ahora en oferta!
Homgeek Picadoras de Carne 1200w Salchicha y Máquina de Carne Eléctrica con 3 Accesorios de Corte...
Eléctrica más barata. Conservando una buena calidad y con potencia media, es la mejor opción para presupuestos ajustados.

El sistema de refrigeración de esta unidad evita que el motor de sobrecaliente, duplicando así su vida útil. Esta picadora de carne eléctrica está fabricada en acero fundido e inoxidable, así que no tienes que preocuparte de que se estropee tras usarla para procesar grandes cantidades de carne.

Es muy compacta, por lo que puedes guardarla fácilmente sin que ocupe demasiado espacio. Además, no ofrece ninguna función que sea complicada, por lo que es muy fácil de utilizar. Esta máquina de picar carne incluye un sencillo botón de encendido/apagado para proporcionar una mayor seguridad, ya que sólo tendrás que encenderla cuando quieras picar algo de carne y apagarla después de usarla.

Con la compra de esta picadora de carne eléctrica se incluyen una cuchilla, tres placas perforadas de acero inoxidable para obtener carne picada fina, intermedia y gruesa, un accesorio para empujar los alimentos, otro para elaborar salchichas de 1,9 centímetros de grosor, y otro para preparar platos de carne como el kubbe.

Gracias a su función de giro inverso, esta picadora de carne eléctrica es capaz de funcionar al revés cuando la carne se atasca. Además, el circuito de seguridad incorporado garantiza que el motor no se queme. Es muy ligera, ya que sólo pesa unos 4 kilogramos, lo que significa que puedes llevarla fácilmente a cualquier otro sitio que quieras de tu cocina.

Ventajas

  • Es muy duradera.
  • Asequible.
  • Muy fácil de limpiar.
  • Ligera.
  • Tiene función de giro inverso.

Desventajas

  • No es lo bastante resistente como para usarla a diario.
  • Algunas partes no se pueden meter en el lavavajillas.

Mejor manual (y más barata)

Es fácil de montar, pero asegúrate de que colocas correctamente los discos perforados en las ranuras, y luego aprieta bien el tornillo de plástico para sostener el disco contra la cuchilla.

Metaltex - Máquina de Picar Carne
Mejor manual. Ideal para aquellos que quieren picar carne de vez en cuando y a un precio muy bajo.

Una vez que hice esto, esta picadora de carne manual funcionó realmente bien, aunque es mejor recortar primero la grasa indeseada para conseguir que la carne quede picada de la mejor forma posible.

El único punto negativo es que la manivela es un poco larga, así que tienes que colocar esta picadora de carne manual en el borde de una mesa para poder girar la manivela con facilidad.
El dispositivo de agarre de la base se sujetó bien en la superficie lisa de la mesa de mi cocina, pero no tanto en una superficie de madera más rugosa.

Metaltex ofrece una amplia selección de herramientas de cocina manuales, y las ha reunido todas en una única colección llamada Kitchen Helpers (“Ayudantes de Cocina”). Se trata de una gama de herramientas que combinan a la perfección la funcionalidad y la facilidad de uso ideales para picar, cortar, moler o simplemente preparar cualquier cosa que necesites en cuestión de minutos.

Están diseñadas para satisfacer cualquier necesidad en la cocina de forma manual, sin usar ni consumir electricidad de forma innecesaria. Fabricada con materiales de calidad para soportar el uso diario, la colección demuestra ser fundamental para tu cocina gracias a todos los accesorios y herramientas que proporciona, facilitando enormemente todas las tareas de la cocina. Preparar y crear desde las recetas más básicas hasta las más sofisticadas nunca había sido más fácil, ¡gracias a Kitchen Helpers!

Por qué comprar una máquina de picar carne

Si aún te sigues haciendo la pregunta “¿por qué debería picar mi propia carne?”, aquí tienes sólo algunas de las muchas ventajas que proporciona:

  • Es más seguro. La carne picada de vacuno que ya viene empaquetada puede contener carne de cientos o incluso miles de animales, y no necesariamente de los mejores cortes. Esto significa que tienes que tener mucho cuidado a la hora de cocinar con este tipo de carne, ya que las probabilidades de contaminación son más elevadas, y las hamburguesas en su punto son una tentación arriesgada.
  • Mejor sabor. Salvo que tengas un carnicero realmente bueno, tendrás que limitarte a la carne picada que haya disponible en el supermercado. Normalmente, no sabrás nada más específico sobre ella aparte del contenido de grasa. Picar la carne en casa te permite controlar cuáles son los cortes que picas, además del contenido de grasa, lo que dará como resultado unas hamburguesas más sabrosas, unas salchichas más jugosas y un ragú más rico.
  • Mejor textura. La carne que ya viene picada está metida en su paquete, comprimiéndose lentamente y oxidándose. Picar carne fresca te permite que esté suelta y en buenas condiciones, mejorando tanto los niveles de humedad como la textura después de cocinarla.
  • Mola. Cualquiera que haga sus propias salchichas o que pique su propia carne de vacuno se habrá ganado mi respeto al instante.

Aunque es posible picar la carne en un procesador de alimentos, o incluso picarla a mano, una máquina de picar carne dedicada es tu mejor opción si piensas picar carne de forma habitual. Ésta es una guía básica sobre cómo elegir, utilizar y mantener tu picadora de carne manual o eléctrica. 

Tamaño de la máquina de picar carne

Lo primero que tienes que determinar es el tamaño de la picadora que necesitas. Es probable que te hayas dado cuenta de que cada una tiene un número, y te habrás preguntado lo que significa.

máquinas de picar carnePues bien, cuando veas ese número, se refiere al tamaño de la picadora, que se determina según las medidas de las placas perforadas a través de las que se hace pasar la carne picada. Los tamaños más habituales para uso doméstico son el 5, el 8, el 12, el 22 y el 32.

Una máquina de picar carne más pequeña tendrá un tubo de alimentación más pequeño, mientras que una más grande dispondrá de un tubo mayor. Por otro lado, las picadoras de tamaño más pequeño también serán menos potentes que las mayores.

Así que, ¿para qué quieres una picadora? ¿Quieres picar carne para hacer unas hamburguesas o unas albóndigas de vez en cuando para ti y tu familia? ¿Piensas invitar a un montón de amigos? ¿Planeas hacer tandas grandes de salchichas caseras? ¿O necesitas una máquina para picar carne de caza? Estas preguntas te ayudarán a determinar qué tamaño de picadora necesitas.

¿Con qué frecuencia la usarás?

¿Piensas comprar una picadora para usarla frecuentemente o es algo que pretendes usar cada mes o cada pocos meses? Si vas a picar ocasionalmente y en pequeñas cantidades, todo lo que necesitas es una picadora pequeña y barata.

Es probable que te sirva con una picadora de carne manual o con el accesorio de picado de un procesador de alimentos o un robot de cocina. Si quieres una picadora de carne eléctrica independiente, entonces es probable que una del número 5 u 8 sea suficiente.

¿Cuánto esperas picar?

Si piensas usar la picadora para procesar la carne de caza o hacer tandas grandes de carne picada, entonces querrás una picadora más grande, la cual tendrá un tubo de alimentación mayor para que no tengas que cortar la carne en trozos pequeños y puedas poner más carne a la vez.

Además, una picadora más grande también será más potente, para que así puedas picar con más rapidez. Todo esto supone ahorrar un montón de tiempo. Si tuviera que procesar tandas grandes de carne, yo me haría por lo menos con una máquina de picar carne del número 12 o incluso 22.

¿Qué vas a picar?

Lo que pienses picar con la picadora es especialmente importante si vas a comprarla para preparar comida cruda para mascotas. En este caso, debes buscar una picadora que pueda picar huesos.

Hay máquinas de picar carne del número 12 capaces de picar huesos de pollo, como la LEM #12 o la STX Turboforce 3000. Sin embargo, es mucho más fácil picar con una picadora del número 22 o 32, como la Weston o la LEM, en las que prácticamente puedes meter una pata de pollo entera sin tener que cortarla primero. Y también he visto a la Weston picar alas de pavo.

Si sólo vas a picar carnes como el vacuno, el pollo y el cerdo, la mayoría de las picadoras podrán hacerlo sin ningún problema. Por otro lado, las carnes de caza como el venado o el jabalí son un poco más duras, pero ninguna de las picadoras que he mencionado debería tener problemas al picar esas carnes.

Presupuesto

Yo diría que lo más importante a tener en cuenta a la hora de comprar una picadora es el coste. La mayoría de nosotros tiene un presupuesto y no nos podemos gastar más en una máquina de picar carne. Así que busca en las tiendas por rangos de precios para encontrar una que se ajuste a tu presupuesto.

No olvides considerar a tu picadora como una inversión, sobre todo si preparas tu propia comida para perros o si procesas tu propia carne de caza. Te ahorrarás un montón de dinero a largo plazo, así que compra una picadora que vaya a durar.

Extras

No hace falta tener un jamonero giratorio barato, pero algunos extras serán de buena consideración.

Acero inoxidable

Si quieres una máquina de picar carne de acero inoxidable, vas a tener que gastarte mucho más que en el caso de una hecha de aluminio o de acero. Sin embargo, el aspecto de un electrodoméstico de acero inoxidable es inigualable.

Si vas a picar un montón de carne, lo mejor es que compres una picadora de carne eléctrica de acero inoxidable, ya que son más resistentes y duraderas debido a que sus engranajes internos están hechos de metal y no de plástico.

Además, las picadoras de acero inoxidable vienen con accesorios del mismo material, de manera que puedes meterlos en el lavavajillas para limpiarlos después de usarlos, lo que es un buen extra.

Una cosa que hay que tener en cuenta con una picadora de acero inoxidable es que pesa mucho más que una de otro material, por lo que si tienes que moverla a menudo puede ser suponer una carga importante.

Como referencia, una máquina de picar carne del número 12 que no sea de acero inoxidable pesa alrededor de 7 kilogramos, mientras que una del mismo tamaño hecha de acero inoxidable pesa aproximadamente 18 kilogramos. Eso es casi 3 veces más.

Potencia

La potencia es una de las características más importantes de las máquinas de picar carne. La potencia de los modelos modernos varía notablemente, y mucha gente se pregunta cuál es el criterio para elegir la picadora de carne eléctrica correcta.

La respuesta es sencilla: el criterio es la cantidad de carne que quieras procesar. Comprar una picadora potente para picar sólo medio kilo de carne en los días festivos es como comprar un helicóptero y usarlo para salir de la ciudad de vez en cuando.

Es rápido, pero caro. Existen picadoras de carne eléctricas de tres tipos: de potencia alta, media y baja. ¡Imagina la cantidad de máquinas de picar carne que hay! La potencia afecta a la productividad, es decir, a cuánta carne puede procesar por minuto este electrodoméstico.

Las picadoras de alta potencia tienen unos 1200-1400 vatios. Suelen ser caras por tratarse de electrodomésticos de gama alta: pueden procesar más de 2 kilogramos de carne por minuto. Están diseñadas para procesar cantidades muy grandes de carne, y son capaces de picar carne dura, además de ser muy funcionales.

Picadoras de potencia media, entre 800 y 1200 vatios, o el “término medio”. Son perfectas para la gente que no quiera picar demasiada carne: no preparan varios kilos de carne al día, lo que sería suficiente para sobrevivir a una crisis mundial. Tienen una productividad media (1,5 kilogramos de carne por minuto, lo que está bastante bien) y pueden procesar carne con tendones y cartílago, aunque les llevará más tiempo que a las picadoras de 1500 vatios.

Picadoras de potencia baja, entre 400 y 800 vatios. Su tamaño es bastante pequeño, y procesan hasta 1 kilogramo de carne por minuto. Por otro lado, su precio no es demasiado elevado, aunque a la hora de picar carne dura no lo hacen demasiado bien en comparación con las picadoras más potentes. Pero esto no quiere decir que cuanto más alto sea el número, mejor. Por ejemplo, una picadora eléctrica de carne de 400 vatios es capaz de picar algo menos de 1 kilo de carne por minuto.

La potencia de la picadora afecta a tu consumo de electricidad, y debe tenerse en cuenta. Si compras una picadora potente no podrás ahorrar dinero, así que te recomiendo que calcules todos tus gastos futuros antes de tomar una decisión. 

Las partes

Todas las máquinas de picar carne constan de las mismas partes básicas:

  • El empujador y la boca en la que añades los trozos de carne. El empujador se usa para forzar que la carne se introduzca en el tubo de alimentación, y para hacer avanzar la carne hacia el mismo. Normalmente hay una bandeja situada en la parte superior del tubo de alimentación donde se puede poner carne adicional antes de empujarla hacia la picadora. Cuanto mayor sea esta bandeja, más práctico será picar tandas grandes de carne.
  • El tornillo es la principal parte funcional de la máquina de picar carne. Se encarga de empujar continuamente la carne desde el tubo de alimentación hacia las cuchillas.
  • La cuchilla y la placa son las partes que hacen realmente el picado. La cuchilla es una pieza pequeña con forma de cruz y un borde afilado en cada brazo de la misma que gira contra la placa (también llamada disco), que es una pieza plana de metal con agujeros. A medida que el tornillo fuerza a la carne a avanzar, la cuchilla la corta para picarla finamente. Por último, el tamaño de los agujeros determina el grosor del picado final.
  • La cubierta se usa para mantener en su sitio la placa y la cuchilla cuando ésta corta la carne.

Aunque las partes básicas son siempre las mismas, dispones de varias opciones a la hora de comprar una máquina de picar carne. La buena noticia es que ninguna de ellas es mala.

Picadoras de carne manuales

Las picadoras de carne manuales son la manera más barata de obtener carne picada fresca de buena calidad en casa, y son una opción genial si no tienes un procesador de alimentos o un robot de cocina. Dispones de varias opciones.

Las picadoras de carne manuales con soporte atornillado pueden fijarse a una mesa de trabajo de madera o una encimera, y suelen costar menos de 40€. Las máquinas de picar carne con soporte de abrazaderas también cumplen su cometido.

Son un poco más baratas, pero hay que tener en cuenta que también son notablemente menos robustas, y hacer que las piezas se ajusten bien a veces puede resultar difícil. Sin embargo, mis favoritas son las picadoras de carne manuales con soporte de ventosas, que pueden salir incluso por menos de 30€.

Las ventosas de la picadora que poseo proporcionan una base tan firme como las de las máquinas de picar carne atornilladas que he tenido en el pasado, y hacen un trabajo tan excelente a la hora de picar la carne que a menudo suelo recurrir a ella en vez de utilizar el accesorio de mi procesador de alimentos.

Accesorios para procesadores de alimentos

El siguiente nivel es para los que tengan un procesador de alimentos. Todas las marcas principales disponen de sus propios accesorios, incluyendo KitchenAid y Cuisinart.

Lo mejor de comprar un accesorio para picar carne es que ya sabes que la parte de la picadora de carne eléctrica que trabajará más duro (el motor) va a ser una bestia de carga que podrá incluso con los proyectos de picado más duros.

Básicamente tienes que limitarte a comprar el accesorio de la marca del procesador de alimentos que tengas, pero ninguna de las opciones es mala. Aunque la Cuisinart utiliza piezas totalmente metálicas capaces de permanecer frías durante más tiempo que las de plástico de KitchenAid (luego hablaré sobre esto), también tendrás que pagar el doble.

Los accesorios para procesadores de alimentos son una gran opción si haces un montón de salchichas. Puedes picar la carne directamente en el recipiente del procesador, luego colocar éste en la máquina y empezar de inmediato a mezclar con la pala para trabajar la carne, lo que supone un gran ahorro de tiempo.

Picadoras de carne eléctricas

No conozco a muchos cocineros domésticos, aparte de los que van mucho de caza, que tengan la necesidad de comprar una picadora de carne eléctrica independiente como la STX 3000-TF, que sale por unos 170€.

Aunque suelen incluir más tipos de placas perforadas, un tubo de alimentación más ancho y un sistema de tornillo, la calidad del motor dependerá de lo que estés dispuesto a pagar. Los modelos más baratos no funcionarán mejor que los accesorios para procesadores de alimentos, y los modelos más caros sólo son necesarios si piensas picar un montón de carne.

Yo pico significativamente más que el cocinero promedio, y el accesorio de mi KitchenAid nunca me ha fallado.

La única ventaja distintiva de las picadoras independientes es que la mayoría de ellas tienen una función de giro inverso, lo que puede ahorrarte tiempo cuando intentas picar carne especialmente problemática, con un montón de tejido conectivo, y se queda atascada en la cuchilla.

Embutidores de salchichas

La mayoría de las máquinas de picar carne y los accesorios vienen con embudos diseñados para embutir salchichas. Funcionarán si no queda más remedio, pero usarlos puede ser un dolor de cabeza.

El principal problema es que no empujan la carne con la suficiente fuerza, así que embutir salchichas puede llevar cinco o diez veces más de lo que debería. Y mientras tanto, la carne se calienta lentamente.

He tenido más suerte embutiendo salchichas con una manga pastelera (lo que necesita dos personas, una para apretar la manga y otra para quitar de la boquilla las tripas de embutido a medida que sale la carne).

Pero si vas en serio con la elaboración de salchichas, querrás hacerte con una embutidora de pistón que empuje la carne con una palanca, en vez de intentar forzar que salga con un tornillo. El resultado es más rápido y las salchichas quedan más apretadas y con menos burbujas de aire.

¿Necesario? No. ¿Útil? Sin duda.

Cómo usar y mantener tu picadora

Usar una picadora no tiene mucho misterio. Básicamente, todo lo que tienes que hacer es montarla con la placa perforada que quieras; meterle la carne recortada (las picadoras detestan los tendones y el tejido conectivo, así que asegúrate de recortarlos) en la boca; encender la picadora (si usas un accesorio para procesador de alimentos, lo más adecuado es utilizar una velocidad relativamente rápida, ya que he observado que una velocidad de entre 6 y 8 en la KitchenAid produce los mejores resultados); y empujar la carne. Así de sencillo es hacer carne picada.

Dicho eso, hay que tener en cuenta algunas cosas a la hora de picar:

  • Mantenlo todo frío. Esto es lo más importante a la hora de picar. La carne caliente se volverá pastosa, la grasa rezumará, y cuando se cocine tendrá una textura parecida a la del papel maché: pulposa y seca. Mete la máquina de picar carne y todas sus piezas en el congelador al menos una hora antes de empezar a picar la carne (yo dejo la mía en el congelador todo el tiempo), y mantén la carne bien fría hasta que estés listo para picarla. Si vas a hacer salchichas que requieran picar la carne varias veces, mete la carne picada en un bol que esté metido en otro bol que puedes picar con una de las máquinas de hielo baratas, para así mantenerla fría durante todo el proceso.
  • Recorta bien la carne. La carne con textura pastosa suele estar provocada por trozos de tendón que quedan atrapados en la cuchilla. De esta forma, en vez de picar carne acabas aplastándola contra los agujeros de la placa, dando como resultado una textura como si estuviera masticada. Recortar bien la carne te ayudará a evitar esto.
  • Vigila la carne pastosa. Echa un vistazo a la carne a medida que sale de la picadora. Lo ideal es que salga de cada agujero en trozos pequeños y separados, y deberías poder identificar claramente la grasa y la carne. Si empieza a salir como una sola masa, tiene un aspecto húmedo y se acumula en la superficie de la placa, tienes un problema. Si tu picadora de carne eléctrica tiene función de giro inverso, úsala y mira a ver si la situación se arregla por sí sola. Si no, desmonta el mecanismo, limpia la cuchilla y empieza otra vez.
  • Mantén la cuchilla afilada. La cuchilla es la única parte de tu máquina de picar carne que necesita especial cuidado o atención. Una cuchilla roma convertirá la carne en pasta. Por suerte, tanto la cuchilla como la placa deberían mejorar con el uso reiterado. El metal se desgasta a nivel microscópico cada vez que lo usas, así que el contacto entre la cuchilla y la placa debería estar cada vez más ajustado. Nada pica tan bien como una picadora mantenida y utilizada de forma correcta. De vez en cuando tendrás que afilar las cuchillas si están demasiado romas, pero hacerlo una vez al año en el caso de una picadora con un uso correcto y moderado es más que suficiente. O, simplemente, compra varias cuchillas de recambio. Normalmente puedes comprarlas por unos pocos euros.
  • Mantén limpia la placa perforada. Dejar que la carne se seque y se pegue a la cuchilla es una buena manera de caer enfermo. Asegúrate de extraer y limpiar bien todas las partes de la picadora entre picados. Incluso en un modelo de acero inoxidable, la placa suele estar hecha de un material fundido distinto que perderá el brillo si la metes en el lavavajillas. Lo mejor que puedes hacer es lavarla a mano con agua jabonosa caliente y secarla con cuidado con un trapo limpio tras cada uso.
  • Pica usando primero las placas más grandes. Si necesitas un picado extra-fino para ciertos tipos de salchichas, asegúrate de picar la carne dos veces, enfriándola cada vez: una usando una placa con agujeros más grandes (de alrededor de medio centímetro) y otra con los agujeros más pequeños. Esto ayudará a evitar que la carne se convierta en una pasta y dará como resultado una salchicha con carne picada de manera más uniforme y con una textura mejor.
  • Sala la carne para salchichas antes de picar, y la carne para hamburguesa después de darle forma. Cuando le añades sal a la carne, tiene un enorme impacto en la textura final. Cuando se agrega antes de picar y mezclar, disuelve parte de las proteínas, permitiendo así que se entrelacen más fácilmente para formar una matriz apretada, dando como resultado una textura más elástica similar a la de una salchicha. Esto resulta genial para una kielbasa, pero no queda tan delicioso en una hamburguesa.
Máquinas de picar carne (manuales y eléctricas): ¿cuál comprar en 2019?
5 (100%) 1 vote