Saltar al contenido

Freidoras baratas. ¿Cuál es mejor comprar en 2019?

A casi todo el mundo le encantan las frituras. Podrías hacer una encuesta informal entre tus amigos y familiares, pero ya sabes los resultados. Es posible que algunos digan “oh, sé que no debería”, pero en cuanto la gente empieza a imaginarse carne frita, verduras fritas o dulces fritos (o incluso helado frito), quieren comprar freidoras baratas. Aquí te mostramos los 3 mejores modelos, pero antes…

Vamos a ver las 4 freidoras baratas ganadoras de la encuesta que hicimos a nuestros lectores. Estas fueron las más votadas.

Bestseller No. 1
¡ahora en oferta!Bestseller No. 2
Aigostar Dragon Pro 30LDX - Freidora de aire sin aceite, capacidad 3,2 l, 1400W, cesta...
  • 【Comida saludable】: Calentamiento interno rápido por circulación a 360º de aire a alta velocidad, al no...
¡ahora en oferta!Bestseller No. 3
5.5L Freidora sin aceite con manual y libro de recetas multilingüe, freidora de aire caliente con 8...
  • 【Gran capacidad de 5,5 litros】Suficientemente grande con la que podrás cocinar hasta 10 raciones a la...
¡ahora en oferta!Bestseller No. 4
Bestseller No. 5
Tefal
  • Cocina

Muchos de los platos más sabrosos que encontrarás en un restaurante entran dentro de la categoría de las familiares frituras.

freidoras baratasA muchos cocineros domésticos les parece que esos aperitivos y entrantes están fuera de su alcance. Tienes que lograr que la temperatura del aceite sea justo la correcta para que la comida esté sabrosa en vez de grasienta o quemada.

Además, manejar aceite extremadamente caliente en la típica sartén o cacerola no es algo divertido, ya que el chisporroteante aceite tiende a salpicarte a ti (¡ay!) y a tu encimera, haciendo que debas enfrentarte a más suciedad.

Vamos a ver el resultado de la comparativa. Podrás extender y mirar las ofertas un poco más abajo.Si te encantan los platos fritos y quieres empezar a hacerlos más a menudo en casa sin los problemas adicionales, es posible que haya llegado el momento de plantearte comprar una freidora barata.

Las freidoras no son una necesidad en la mayoría de las cocinas domésticas, pero resultan una gran ventaja para las personas que disfrutan lo suficiente de las frituras como para prepararlas con frecuencia, las que dan fiestas a menudo y quieran añadir algunos aperitivos nuevos, o quienes quieran darse el gusto de comer pavo frito en Navidad.

Mejor freidora barata calidad precio

Esta freidora barata cumple su cometido. Probé a hacer unas patatas fritas y algo de pollo frito, y conseguí hacer las patatas con el mejor sabor, además de un pollo con el color dorado correcto y un interior jugoso. Utilizo sobre todo la freidora de aire pero, en honor a la verdad, el sabor de la comida frita con aceite es distinto al de la comida frita sin él. En cualquier caso, es mucho más fácil que freír con una sartén. Esto se debe a que, gracias al termostato, logras que las frituras tengan siempre un color dorado perfecto.

¡ahora en oferta!
Aigostar Agni 30HEY - Freidora de 3 litros, 2200W, tapa antisalpicaduras y temperatura ajustable....
Mejor calidad-precio. De las que hemos probado es la que tiene el mejor balance por lo que cuesta. No le hemos encontrado ningún falle y lo tiene todo.

Los controles son sencillos, y la freidora es de acero inoxidable y plástico robusto, no endeble ni barato. La ventana de visualización ayuda a comprobar si la comida está hecha sin tener que abrir la freidora, y también permite evitar que el aceite se derrame. El recipiente de aceite extraíble es una gran característica ya que, en caso contrario, limpiar dicho recipiente sería un embrollo. De hecho, éste es el motivo por el que durante mucho tiempo no quise comprar una freidora. El mango es desmontable, lo que también ayuda a guardar la freidora.

En cuanto al pedido, llegó con rapidez y bien empaquetado, como pasa siempre con Amazon Prime. ¡Un servicio excelente! Soy madre de dos niños pequeños, y siempre intento preparar comida lo más sana posible. Sin embargo, los niños son niños, y a veces les apetece algo de comida rápida. Por lo tanto, decidí comprar una freidora barata para preparar mis propias frituras.

De esta manera, puedo saber cuántas veces utilizo el aceite y cuál es su calidad. Así que espero que mis patatas fritas caseras sean mejores y más sanas que las de los supermercados o las de los restaurantes de comida rápida.

Elegí esta freidora porque considero que tiene un buen precio, ya que no quería gastarme un dineral. Y tiene un aspecto parecido a mis otros aparatos de cocina: ¡el acero inoxidable es mi favorito!
Así que además de estar hecha con materiales de alta calidad, tiene un buen diseño, y es fácil tanto de montar como de usar.

El control de temperatura tiene varias configuraciones que le servirán a la mayoría de los cocineros. En mi caso, elegí esta freidora porque es ligeramente más potente que el resto de las que tenían un precio parecido (2200 vatios, en vez de 2000).

Ahora sólo tengo que esperar un par de semanas para comer más delicias fritas, si no quiero mandar al traste la dieta.

De las freidoras pequeñas: la mejor

Se trata de una completa freidora con fondue hecha en acero inoxidable. Resulta ideal para una fondue de carne tradicional con aceite, o para una de queso suizo, chocolate o china (hot pot). Tiene una capacidad de 1,2 litros, un termostato ajustable, una luz indicadora y un anillo para fondues.

¡ahora en oferta!
Princess 182611 - Fondue y Minifreidora se Calienta Rápidamente, Filtro de Olores, Volumen de 1.2...
Más pequeña (¡y con fondue!). Para los que tienen espacio limitado, esta es la freidora ideal. Además es muy versátil porque tiene fondue.

Además, dispone de una tapa desmontable, un filtro permanente y una ventana de visualización. Por otro lado, incluye una cesta para freír y 6 tenedores de fondue. Además, es muy fácil de utilizar y, gracias a su cesta, podrás freír patatas y todo tipo de aperitivos.

Mejor freidora (son aceite)

Tal como analizamos en nuestra comparativa de la mejor freidora sin aceite, la ganadora fue esta Philips. Tiene todas las características que cualquiera que quiera comprar freidoras barata podría desear. Destaca por su control de temperatura, durabilidad y sencillez.

¡ahora en oferta!
Philips Freidora sin Aceite HD9220/20 - AirFryer con tecnología Air Rapid, libro de recetas...
Mejor sin aceite. Pues sí, hay freidoras que no usan aceite aunque como puedes ver el precio se dispara. Si tu presupuesto no es un problema te recomendamos esta.

Con su control de grados nos permite cocinar distintos tipos de comida, ya que no todos necesitan las mismas características para ser cocinados de manera correcta. Es ideal para pica y pica así como tapas, pero también se puede hacer caber pescado o carne si están bien troceados.

Qué puedes hacer con una freidora

Antes de decidir si comprar una freidora es realmente la decisión correcta en tu caso, deberías tener en cuenta la frecuencia con la que piensas usarla. Ahora bien, responder a esa pregunta supone considerar lo que puedes hacer con ella: las posibilidades son prácticamente ilimitadas. Una vez que tengas una freidora, si se te ocurre algo que pueda saber bien frito, no tendrás más que freírlo. Éstos son algunos de los alimentos fritos más habituales que es probable que disfrutéis tanto tú como tus amigos:

Verduras fritas:

  • Okra frita
  • Patatas fritas
  • Boniatos fritos
  • Pepinillos fritos
  • Setas fritas
  • Calabacín frito
  • Judías verdes fritas
  • Aros de cebolla
  • Tomates verdes fritos

Carnes fritas:

  • Siluro frito
  • Pavo frito
  • Pollo frito
  • Gambas fritas
  • Cangrejo frito

Siempre puedes usar máquinas de picar carne para que sea más fácil freír.

Masas fritas:

  • Donuts
  • Beignets
  • Funnel cakes
  • Bolas de pan de maíz
  • Sopaipillas
  • Tostadas francesas o torrijas
  • Churros

Quesos fritos:

  • Palitos de mozzarella
  • Requesón frito
  • Macarrones con queso fritos
  • Wantán con queso crema

¿Tienes hambre? Las listadas son sólo las opciones más habituales. Sin embargo, muchas personas que tienen una freidora se lo pasan genial poniéndose creativos y preparan platos más ambiciosos y extravagantes, como lasaña frita, galletas Oreo fritas o helado frito con máquinas de hacer helado baratas, entre otros.

3 tipos de freidoras

A la hora de comprar una freidora barata, existen tres tipos principales de freidoras que te encontrarás:

Freidora eléctrica

Las freidoras eléctricas son la opción más habitual con la que te encontrarás. Son seguras de usar en interiores, y más seguras en general que las freidoras de propano. Sin embargo, a muchos cocineros les parece que no producen el mismo nivel de resultados.

En muchos casos, son freidoras pequeñas y baratas, así que si pretendes freír algo como un pavo entero, tendrás que rascarte el bolsillo y comprar uno de los modelos más grandes y caros, en el rango de los 100-200 €. Pese a ello, es probable que tengas que ceñirte a un pavo más pequeño del que podría caber en una freidora de propano.

Pero si vas a freír sobre todo alimentos pequeños, como verduras o gambas, es probable que te las puedas arreglar con una de las muchas freidoras pequeñas y baratas disponibles en el mercado, que en el caso de los modelos eléctricos están en el rango de los 30-50 €.

Ventajas:

  • Más seguras que las de propano.
  • Se pueden usar en interior.
  • Puedes encontrar freidoras eléctricas asequibles que van bien para freír alimentos más pequeños.

Cosas a tener en cuenta:

  • Ciertos amantes de la buena comida piensan que los resultados no son tan buenos.
  • Los modelos más grandes pueden ser caros
  • El olor se quedará en el interior.

Freidora de propano

Las freidoras de propano son populares entre muchos cocineros domésticos que consideran que los resultados son más crujientes y sabrosos que los que se consiguen con las freidoras eléctricas.

Pero a cambio de ello, las freidoras de propano suponen más riesgos. Por lo tanto, cualquiera que elija comprar una debería tener cuidado en informarse de las mejores prácticas y asegurarse de que las sigue.

Las freidoras de propano sólo pueden usarse en el exterior, así que si vives en un sitio con inviernos especialmente fríos, optar por una freidora de propano es probable que limite la frecuencia con la que quieras usarla.

Por último, elegir por un modelo de propano supondrá que tengas que lidiar con el tanque de propano (guardarlo, rellenarlo y moverlo cuando haga falta, lo que puede ser una gran molestia para algunas personas.

Ventajas:

  • Mejores frituras.
  • El aceite se calienta con mayor rapidez que en las freidoras eléctricas.

Cosas a tener en cuenta:

  • Puedes ser peligrosas si no tomas las debidas precauciones.
  • Hay que usarlas en el exterior.
  • Tienes que ocuparte de guardar y rellenar el tanque de propano.

Freidora de aire

Para empezar, tenemos que dejar claro que una freidora de aire no es realmente una freidora. Desde un punto de vista semántico, hablar de freidoras sin aceite es casi un oxímoron. Pero como es probable que veas esta categoría de productos en tu búsqueda, deberías tener una idea de lo que son.

Las freidoras de aire utilizan una tecnología que calienta la comida por todas partes, dando como resultado unos alimentos que son crujientes por fuera y jugosos por dentro. Aunque prepara comida que muchos encuentran sabrosa, los resultados son claramente distintos a la comida frita. A su favor, son más sanas, más seguras y más fáciles de limpiar.

Por lo tanto, pueden ser una opción razonable para muchos consumidores que quieren sus patatas fritas y sus alitas de pollo fritas, pero que no se preocupan mucho de si están “fritas” en el sentido tradicional. Tienden a ser más caras que las freidoras tradicionales, pero no acabarás con todo el aceite sobrante que tendrás que tirar a menudo, lo que para algunos usuarios puede suponer un ahorro de dinero con el tiempo.

Ventajas:

  • Más sanas que una freidora.
  • Más fáciles de limpiar.
  • Sin restos de grasa.

Cosas a tener en cuenta:

  • La comida no está realmente frita.
  • Esta tecnología funciona mejor con algunos tipos de alimentos que con otros.
  • Caras.

Antes de comprar freidora barata

A la hora de comprar freidoras baratas, existe una gran cantidad de opciones entre las que puedes elegir. Pero te será más fácil identificar la mejor para ti si primero tienes en cuenta unos pocos factores clave para determinar lo que quieres hacer con ella.

Capacidad

Piensa en las cantidades de comida que quieres freír. Si quieres usar la freidora principalmente para preparar aperitivos para fiestas, como alitas de pollo o queso frito, necesitarás lo justo para dar de comer a tu familia inmediata. Sin embargo, si quieres preparar cantidades que satisfagan a los invitados de fiestas más grandes, hacerlo usando freidoras pequeñas y baratas hará que tengas que cocinar durante más tiempo.

Si pretendes freír alimentos grandes como pollos o pavos enteros, necesitarás una freidora que pueda contener aves del tamaño de las que es probable que acabes comprando. Una tanda de patatas fritas cabrá fácilmente en una freidora pequeña de encimera, pero un pavo de 7 kilos, no tanto. También encontrarás freidoras baratas que vienen con varias cestas, para que así puedas freír distintos alimentos a la vez. De esa forma, si quieres alitas de pollo y calabacín frito en tu fiesta, puedes preparar ambos sin dedicarle más tiempo.

Seguridad

La seguridad debe ser una de las principales preocupaciones para cualquiera que vaya a comprar una freidora. Aunque muchos de tus otros aparatos de cocina plantean cierto riesgo de provocar un incendio si no tienes cuidado, freír es algo especialmente propenso al fuego.

Aunque eso es cierto para todas las freidoras, freír un pavo entero en una freidora de propano supone un mayor nivel de riesgo. Ése es el motivo por el que, por ejemplo, el día de Acción de Gracias en Estados Unidos es cuando ocurren la mayoría de los incendios de cocina en ese país. Si necesitas más pruebas, no tienes más que buscar en YouTube vídeos de incendios provocados por el uso de freidoras.

Una freidora eléctrica es más segura, pero sigue suponiendo ciertos riesgos. Si no tienes cuidado, el aceite puede salirse al hervir, o calentarse tanto que entre en combustión. No obstante, puedes encontrar freidoras pequeñas y baratas que incluyen útiles características de seguridad, como una función de apagado automático que se activa siempre que el aceite alcanza una temperatura peligrosa, o un cable que se desconecta de la freidora si se tropieza con él, en vez de hacer volcar toda la freidora.

Buena parte de la seguridad de una freidora tiene más que ver con el uso que con sus características. Así que lee las instrucciones que vienen con tu freidora, y síguelas a rajatabla. No uses demasiado aceite (es fácil subestimar cuánto espacio ocupará la comida), ya que derramar aceite es una de las cosas más peligrosas que pueden ocurrir al freír.

Vigila de cerca la temperatura en todo momento, para no arriesgarte a una explosión. Nunca introduzcas la comida en una freidora que tenga una llama abierta. El aceite derramado y una llama abierta no son una buena combinación. Y además de todo eso, ten un extintor de incendios a mano por precaución, sobre todo si vas a usar una freidora de propano.

Coste

Es posible que quieras establecer un presupuesto antes de ponerte a buscar, de manera que sepas qué opciones debes considerar. Las freidoras pequeñas más baratas serán las eléctricas, pero sólo tiene sentido comprarlas si se ajustan a tus necesidades. Los modelos eléctricos más grandes, las freidoras de propano y las de aire es probable que te cuesten una cantidad en el rango de los 100-200 €. Además, es probable que quieras comprar algunos accesorios de cocina para hacer todo lo que quieres con ella.

Tipos de usos

Como es probable que haya quedado claro a estas alturas, aquello para lo que piensas usar tu freidora jugará un papel importante a la hora de elegir cuál deberías comprar. Preparar platos como patatas o pepinillos fritos es una tarea de fritura muy distinta de freír un pavo. En este último caso, es probable que quieras optar por una freidora de propano que tenga una gran capacidad. En el primer caso, una freidora pequeña y barata que funcione con electricidad puede ser más que suficiente.

Busca algunas recetas para freidoras, de modo que tengas una idea clara de lo que querrás hacer con la tuya. Es mejor saberlo ahora que darte cuenta tras haber comprado una que no servirá para todo lo que quieres probar.

Facilidad de uso y limpieza

Un aviso: limpiar una freidora no es demasiado divertido. Algunos modelos tienen piezas que se pueden meter en el lavaplatos y/o son desmontables para facilitar el proceso. También deberías considerar lo fácil que será vaciar tu freidora. Vaciar aceite suele ser algo sucio y tedioso. Sin embargo, algunas freidoras baratas incluyen características que simplifican el proceso de vaciado, como un compartimento desmontable que facilita la tarea de deshacerse del aceite.

Tiempo para calentarse

Las freidoras eléctricas suelen tardar más en calentar el aceite que las freidoras de propano. También suelen tardar más en recuperar el punto de ebullición tras añadir la comida. En muchos casos, el tiempo adicional es una preocupación menor. Sin embargo, para algunos consumidores, la comodidad adicional de freír en menos tiempo podría suponer un importante valor añadido.

Otras características a considerar

  • Termostato incorporado — Aunque no es necesario (siempre puedes comprar un termómetro de cocina separado), un termostato incorporado puede resultar algo más cómodo.
  • Aviso de cambio de aceite — Mejor comprar aceite de oliva barato, pero si piensas reutilizar tu aceite para evitar tirarlo, entonces un modelo que incluya un aviso que te permita saber cuándo sustituirlo puede ser útil.
  • Exterior frío al tacto — Una freidora que se mantenga fría al tacto mientras se usa puede ayudarte a evitar quemaduras accidentales y hacer que trabajar con la freidora sea un poco más fácil.
  • Sistema de vaciado sencillo — Vaciar el aceite después de usarlo es una de las mayores molestias de freír. Muchas freidoras incorporan sistemas de vaciado que facilitan el proceso.
  • Apagado automático — Si el aceite se calienta demasiado, podría entrar en combustión. Algunos modelos incluyen una función de seguridad que apagará el calor si el aceite empieza a alcanzar temperaturas peligrosas.
  • Cable desconectable — ¿Cuántas veces has visto un electrodoméstico caerse de la encimera porque alguien tropieza con el cable? Si ese electrodoméstico está lleno de aceite caliente, las consecuencias pueden ser graves. Un cable desconectable garantiza que esto no ocurra nunca.
  • Varias cestas — Una freidora con varias cestas te permite freír varios alimentos a la vez. Cuando das una fiesta o sólo quieres algo de variedad, esto puede ser una buena ventaja.
Freidoras baratas. ¿Cuál es mejor comprar en 2019?
5 (100%) 2 vote[s]