Saltar al contenido

Barbacoas de carbón y leña: ¿cuál es mejor comprar en 2019?

Si estás buscando barbacoas de carbón y leña combinada, te hemos preparado una lista con los 5 modelos más votados por nuestros lectores. Aquellos que compraron una en los últimos meses.

¡ahora en oferta!Bestseller No. 2
Bestseller No. 3
SunJas Barbacoas de Carbón Parrilla con Ruedas para Jardín Exterior BBQ con Soportes Facil...
  • 【Con 2 Repisas de Madera Plegable】La parrilla dispone de dos grandes estantes de madera para almacenar...
Bestseller No. 4
CCLIFE BBQ Barbacoa Carbón pariila Barbacoa Carbon y leña Barbacoa leña
  • Dimensiones de barbacoa (Longitud/Ancho/Altura): aprox. 90/46/100 cm, Superficie de asado a la parrilla...
¡ahora en oferta!Bestseller No. 5
Tepro Toronto Click 2018- Barbacoa de carbón
  • Superficie de la parrilla: 56 x 41,5 cm aprox

Pero si sigues con dudas y no tienes muy claro cuál elegir, mira la guía al completo que te hemos preparado.

Guía para comprar barbacoas de carbón y leña

Mucha gente se suele plantear estas preguntas: “dado que la barbacoa usa trozos de carbón vegetal, ¿tienes que añadirle leña para conseguir un sabor ahumado?” “¿Qué funcionan mejor, las astillas o los trozos de leña?” “En general, ¿qué cantidad de trozos de carbón vegetal utiliza la barbacoa para ahumar durante 10 horas?”

Vamos a ver al detalle lo que mucha gente no saben.

Aprende qué debes hacer

barbacoas de carbón y leñaNuestra intención hoy es que te sientas cómodo utilizando los combustibles para cocinar que se derivan de la madera y que podrás usar en barbacoas de carbón y leña. Esto incluye el carbón vegetal, los trozos de leña para ahumar y las astillas de madera de todas las formas y tamaños.

Para empezar, tienes que saber que todos estos productos se obtienen a partir de la madera. En concreto, se utilizan maderas duras, ya que nunca debes preparar una barbacoa usando otro tipo de madera. Ahora bien, como podría esperarse, existen varias diferencias entre todos estos tipos de barbacoa.

Diferencias entre los distintos productos

Aunque todos los combustibles listados anteriormente para usar en barbacoas de carbón y leña empiezan siendo árboles de maderas duras, existen algunas diferencias significativas entre los diferentes productos:

Carbón vegetal

En efecto, el carbón vegetal empieza siendo madera. Ahora bien, no todo el carbón vegetal se elabora de la misma forma. De hecho, existen dos tipos distintos de barbacoas de carbón baratas, que son las briquetas y los trozos. ¿Cuál es la diferencia entre ambos?

Por un lado, las briquetas no son técnicamente carbón vegetal en estado puro, sino una combinación de carbón vegetal, carbón mineral, almidón (que se utiliza a modo de aglutinante), serrín y nitrato de sodio, el cual permite encender las briquetas de forma sencilla.

Y sí, el hecho de que estén elaboradas con todos estos componentes significa que no son un producto “natural y orgánico”. De hecho, algunas marcas incluyen combustible de mechero entre los ingredientes que utilizan para fabricar sus briquetas.

En cuando a los trozos de carbón vegetal, se elaboran utilizando madera 100% en el proceso de fabricación. Dicha madera procede de diversas fuentes, entre las que están el sector de la construcción, los aserraderos y los fabricantes de muebles, que generan descartes de madera y otros subproductos.

La utilización de estos materiales para fabricar el carbón vegetal hace que éste varíe mucho en lo que respecta a la forma y al tamaño. A su vez, esto implica variaciones en el proceso de carbonización de la madera. Muchas veces, este tipo de carbón vegetal tiene una mayor cantidad de cenizas de carbón. Sin embargo, al ser un producto obtenido por completo de la madera, se considera un combustible “natural”.

Por otro lado, debes tener en cuenta que muchos carbones vegetales en trozos no se pueden vender como derivados de un único tipo de madera. Esto se debe al proceso de fabricación a partir de restos y subproductos de la madera, por lo que normalmente se trata de carbón vegetal de origen “mixto”.

También hay que tener presente que el carbón vegetal no genera ni humo ni sabor. Este combustible está pensado de forma exclusiva para generar calor con un nivel de intensidad que dependerá de cada marca en concreto.

Por otro lado, existen diferentes tipos de carbón vegetal que dependen del grado de carbonización. De esta manera, el carbón vegetal en trozos que está más carbonizado tiene la consistencia de las briquetas y las ventajas orgánicas del carbón en trozos. Además, es mucho más eficiente como fuente de combustible.

Astillas y trozos de leña para ahumar

Se trata de fragmentos de maderas duras en estado puro que se pueden utilizar tanto para generar calor como para proporcionar sabor ahumado a la comida. Lo más problemático de este tipo de combustible es la humedad. Todas las maderas duras contienen agua y, dependiendo del nivel de humedad que posean, habrá diferencias en cuanto a la facilidad de encendido y a la capacidad de arder.

Éste es el motivo principal por el que la mayoría de la gente no utiliza únicamente leña a la hora de preparar una barbacoa, sino que se suele utilizar una combinación de carbón vegetal y de leña. ¿El motivo principal? ¡La leña es la que produce el sabor como si fuera un ahumador de carne!

Así que ahora que ya sabes que el carbón vegetal se utiliza para generar calor y la leña para proporcionar el sabor ahumado, ¿cómo usar ambos combustibles para alcanzar la perfección al cocinar al aire libre?

La respuesta se encuentra en las barbacoas de carbón y leña, las cuales pueden utilizar ambos combustibles. Al contrario que una barbacoa de leña portátil, esto te permitirá disponer de las bases necesarias para poder conseguir un sabor absolutamente fantástico al preparar una barbacoa.

Consejos para combinar carbón y leña

  • Cuando añadas tanto carbón como leña, asegúrate de incluir un recipiente con agua. Esto se debe a que la humedad aumenta el sabor ahumado, ayuda a conseguir que la carne quede más tierna al descomponer el colágeno, y permite obtener un mejor resultado en general con todo tipo de carnes.
  • La leña cunde mucho en cuanto al sabor ahumado que proporciona a la comida. Por lo tanto, lo mejor es empezar con poca cantidad, ya que siempre podrás añadir más.
  • Si quieres cocinar durante mucho tiempo (por ejemplo, un trozo de carne gruesa como una paleta de cerdo), entonces es importante que haya algo de carbón vegetal sin arder en la barbacoa. De esta manera, los pocos kilos que pongas de carbón encendido irán prendiendo gradualmente el que está sin encender. Mediante esta técnica es posible mantener constante la temperatura al cocinar.
  • Igual que ocurre con el carbón sin encender, también puedes colocar trozos de leña (sólo unos pocos) a lo largo del camino que seguirá el carbón según vaya quemándose. Con este método también podrás planificar la liberación del humo que proporcionará el sabor ahumado a la comida.
  • Si el jugo de la carne gotea directamente en la zona que contiene el carbón (es decir, que no tienes colocada una bandeja para la grasa), entonces debes tener en cuenta que esto hará que las brasas generen más humo. Esto se debe a que el jugo de la carne contiene azúcares, proteínas, aceites y los ingredientes usados para preparar la carne. Por lo tanto, es posible que no tengas que utilizar tanta leña para infundir el sabor ahumado.
  • La elección entre trozos o astillas de leña para ahumar depende completamente del cocinero. Los trozos se quemarán durante más tiempo que las astillas. Sin embargo, si pretendes realizar una combustión más rápida con el fin de generar humo, las astillas pueden ser lo más adecuado.
  • Elige leña de maderas duras con un nivel de humedad de un 20-25%. De esta manera, podrás infundir el máximo aroma.
  • La cantidad de brasas necesarias para lograr una temperatura determinada depende de la marca del carbón, de la técnica de cocinado y de la barbacoa que utilices. Una buena normal general es disponer por lo menos de 4-5 kilos de carbón vegetal para todo un día.

Ahora que ya dispones de los principios básicos sobre combustibles necesarios para poder usar barbacoas de carbón y leña, podrás tomar la decisión de compra que mejor se adapte a tus necesidades y gustos.

Más cosas a tener en cuenta

Es posible que no seas capaz de decidir sobre si quieres cocinar con una barbacoa de carbón vegetal de vez en cuando o con una de gas de manera regular. O puede que realmente quieras un tipo concreto de barbacoa mientras que el resto de tu familia prefiere otro tipo distinto.

Así que tanto si buscas la flexibilidad que te permita adaptarte lo mejor posible al poco espacio que dispones para tu cocina al aire libre como si quieres una barbacoa que te proporcione la versatilidad necesaria para los distintos paladares que pretendes satisfacer, con una barbacoa mixta de gas y carbón podrás preparar y comer tus bistecs justo como más te gusten.

Las de combustible dual, tal como pasa con la barbacoa mixta gas y carbón, son realmente dos aparatos distintos para cocinar que están integrados en una única barbacoa: un lado está dedicado al gas y otro está pensado para usar carbón como con las barbacoas de carbón y leña. Al tratarse de dos aparatos independientes de 60-65 centímetros, estas barbacoas mixtas suelen tener una anchura total de unos 120-130 centímetros.

De esta manera, proporcionan un espacio amplio para poner a prueba tu esfuerzo y tus experimentos a la hora de preparar una deliciosa barbacoa. Disponer de una unidad separada para la tarea específica para la que fue diseñada y construida garantizará tu satisfacción y ofrecerá los resultados que cabría esperar de una barbacoa independiente.

La parte de gas de la barbacoa mixta proporciona una superficie de cocinado disponible de inmediato. De esta forma, ofrece comodidad al usuario y permite preparar la comida tanto para ti como para tus invitados de manera más rápida. Por otro lado, la parte de carbón vegetal de la barbacoa mixta también puede conseguir resultados similares.

Sin embargo, suele llevar más tiempo conseguir que el carbón o los trozos de leña alcancen temperaturas elevadas. Cuando se utilizan temperaturas más bajas con las barbacoas de carbón y leña es posible preparar platos ahumados, los cuales pueden resultar más suculentos dependiendo de lo que se esté preparando.

Además, la mayoría de los modelos de combustibles mixtos proporcionan características o accesorios adicionales como iluminación interior incorporada y un sistema de rôtisserie integrado en la parte de gas.

Así que sin importar cuál sea el tipo de comida que pienses cocinar, hay una barbacoa mixta de gas y carbón disponible para prepararla de forma que satisfaga a todo el mundo.

Barbacoas de carbón y leña: ¿cuál es mejor comprar en 2019?
5 (100%) 1 vote[s]