Saltar al contenido

Barbacoa de hierro fundido: ¿cuál es mejor comprar en 2019?

Las barbacoas de hierro fundido ocupan un lugar privilegiado en la industria de los utensilios de cocina. Se las suele considerar como las reinas de los instrumentos para cocinar porque, a pesar de los avances en la tecnología y de los utensilios aparentemente mejores, los recipientes de hierro fundido tienen una mayor durabilidad y cocinan mejor que otros instrumentos revestidos de otros materiales.

Antes de pasar a ver mis 3 modelos de barbacoas de hierro fundido favoritas, pregunté a los lectores que habían comprado una, qué valoración le daban a las suyas. Estas fueron las 5 ganadoras más votadas.

Además, son capaces de soportar temperaturas elevadas. Esta característica hace que las barbacoas de hierro fundido resulten fantásticas en la cocina, ya que se pueden usar tanto para hornear como para cocinar a la parrilla.

Este artículo no sólo te guiará acerca de cómo comprar la mejor barbacoa de hierro fundido, sino que te permitirá saber cómo cuidar de ella. Así que aquí tienes las mejores barbacoas de hierro fundido disponibles actualmente en el mercado.

Mi barbacoa de hierro fundido favorita

¡ahora en oferta!
Barbacoa a gas Campingaz para piedra lava Texas Re.volution S, con 2 quemadores de gas compactos,...
  • Potente y de alta calidad: Dos quemadores de hierro fundido de alto rendimiento (8,2 kW) + 1 quemador lateral...

Al preparar algo a la parrilla, una de las cosas más importantes que hay que hacer es asegurarse de que la comida esté hecha de manera uniforme. Esta tecnología de calentamiento superior permite que los alimentos se hagan de forma homogénea.

También permite retener el calor, una característica fantástica que hace posible ahorrar energía. Esta barbacoa de hierro fundido de 30 centímetros, esmaltado de 4 capas y compatible con cocinas de inducción es capaz de tolerar temperaturas de hasta 260 grados centígrados.

Esmaltado resistente de cuatro capas

Para que esta barbacoa de hierro fundido tenga un aspecto genial en tu cocina, en el proceso de fabricación se le han incorporado cuatro capas de esmaltado. Estas capas permiten evitar que se oxide, incluso cuando se deja secar al aire.

También hacen que sea resistente a los arañazos y a las roturas. Por otro lado, este revestimiento facilita que la barbacoa se caliente de manera uniforme. Además, te permite cocinar cualquier tipo de alimento ácido, ya que la superficie es antiadherente desde el primer momento. Esto resulta práctico si no usas esta barbacoa de forma habitual y no dispones del tiempo suficiente como para curarla.

Base convexa

Al preparar alimentos con una base líquida, el agua tiene una tendencia a acumularse en ciertas esquinas. Esta agua genera humos y puede provocar llamas. Por lo tanto, la base convexa permite que el agua se mezcle con el aceite, evitando así los malos olores y las llamas.

Fácil de limpiar

El esmaltado hace que esta barbacoa de hierro fundido sea fácil de limpiar. Para ello, será suficiente con usar una esponja y un poco de jabón. Además, gracias a la superficie antiadherente, no hará falta que frotes para despegar la comida.

Ventajas

  • Antiadherente desde el primer momento en que la usas
  • Fácil de limpiar
  • Duradera
  • Esmaltado de larga duración

Inconvenientes

  • No tiene forma cuadrada

Otra de mis recomendaciones

¿Cuál es tu peor pesadilla a la hora de cocinar? Seguro que la evitarás probando la nueva forma avanzada de hierro fundido al renovar tu cocina con utensilios Cuisinart hechos de este material.

Las líneas de productos esmaltadas te garantizarán que podrás preparar comidas con tu propio estilo sin ninguna limitación en cuanto a la receta o al espacio disponible.

De esta forma, no tendrás que limitarte a admirar lo que otros preparan y comen: conviértete en un maestro de la cocina y obtén resultados como los de los restaurantes en tu propia casa. Cualquier cosa que quieras hacer, desde preparar el desayuno hasta sellar carnes, será posible usando el mejor gadget con el que puedes equiparte.

Mango largo

A la hora de cocinar, el mayor reto está en la forma de sostener el mango. Con los utensilios de hierro fundido de Cuisinart, el mango es largo para proporcionarte un agarre seguro y cómodo. Esto hace que resulte ideal para cualquier técnica de cocina.

Diseño

La construcción de esta barbacoa de hierro fundido cuadrada de 24 centímetros de lado permite retener el calor y distribuirlo de manera uniforme. De esta manera, lograrás unos resultados de calidad al preparar tus platos. Por otro lado, el interior esmaltado permite cocinar sin ninguna posibilidad de que la comida se pegue a la superficie.

Ventajas

  • Fácil de limpiar
  • Duradera
  • Fácil de mantener

Inconvenientes

  • Algo cara teniendo en cuenta su tamaño

Medalla de bronce

Lo mejor es lo que siempre ha funcionado. Se trata de una idea que a todos nos resulta familiar. Sin embargo, cuando se trata de elegir utensilios de cocina, estas palabras pueden ser de gran relevancia.

Ahora bien, al comprar esta barbacoa de hierro fundido podremos corroborar muchas más cosas. La empresa Lodge se fundó hace siglos con el objetivo de proporcionar una manera de preparar comidas deliciosas. Pero con el paso del tiempo, el sistema innovador de la empresa también avanzó y cambió para satisfacer los requisitos de cada momento y poder competir en el mercado.

Cuando Joseph Lodge abrió por primera vez las puertas de la empresa, no pensaba que duraría siglos y que tendría la popularidad de la que puede presumir hoy en día. Desde 1896, la fábrica Lodge siempre ha sido un negocio familiar, lo que pone de manifiesto que todo lo que fabrican está centrado en la familia.

Para lograr los mejores resultados al cocinar, necesitas un producto que esté bien fabricado. Y no hay una forma mejor de obtenerlo que con la ayuda de fabricantes de confianza. En este caso, lo que buscas es la barbacoa de hierro fundido Lodge L8SGP3, que ya viene pre-curada y tiene forma cuadrada con un tamaño de 27 centímetros.

De esta forma, la superficie que proporciona hace que resulte ideal para preparar comidas para toda la familia. Por lo tanto, cuando estés de acampada con la familia, no tendrás que preocuparte sobre cómo podrás alimentar a todos con comidas sanas. Con esta barbacoa de hierro fundido podrás prepararles lo que quieras.

Lo mejor de esta barbacoa es que podrás cocinar cualquier cosa, además de usarla en el microondas. Y tanto si tienes una hoguera como una vitrocerámica, esta barbacoa de hierro fundido se adaptará perfectamente a tus requisitos y logrará saciar tu hambre.

Ventajas

  • Distribución uniforme del calor
  • Consigue marcas de parrilla profesionales
  • Duradera
  • Asequible
  • Fácil de limpiar y de mantener

Cómo comprar una barbacoa de hierro fundido

Asas

barbacoa hierro fundidoEn la mayoría de los casos, las barbacoas están expuestas a cantidades elevadas de calor. Esto hace que quitar la barbacoa de la fuente de calor sea difícil y a veces incluso imposible. Así que si tu barbacoa no incluye unas asas adecuadas, será difícil apartarla de la fuente de calor.

Cuando vayas a comprar una barbacoa de hierro fundido, elige una que tenga asas más largas. De esta forma, te asegurarás de que podrás quitar la barbacoa de la fuente de calor cuando surja la necesidad. Cuanto más larga sea el asa, menos calor recibirá.

Por lo tanto, será más fácil de coger. También puedes comprar una barbacoa de hierro fundido que tenga asas auxiliares por debajo del asa más larga, para así ayudarte a levantar la barbacoa cuando su contenido sea algo pesado.

Peso

Tanto si compras una barbacoa de hierro fundido nueva como de segunda mano, es importante que tengas en cuenta su peso. Los instrumentos de cocina más pesados tienen mayor capacidad para retener el calor que los más ligeros.

De esta forma, los utensilios más ligeros proporcionan un calor desigual y hacen que sea más probable quemar la comida. Aunque las barbacoas de hierro fundido que se hacen en esta era de la tecnología suelen ser más ligeras, asegurarte de que sean un poco pesadas te permitirá cocinar mejor y de manera más auténtica.

Precio

El precio de las barbacoas de hierro fundido varía de manera significativa. El precio es un factor importante a la hora de buscar utensilios de cocina para tu hogar. Por lo tanto, resulta importante tener en cuenta la cantidad de dinero de la que dispones y que estás dispuesto a gastar en una barbacoa de hierro fundido.

Aunque a veces lo barato termina saliendo caro, no siempre es así. La marca de la que compres la barbacoa será la que determine si optar por un producto más barato es correcto o no. Hoy en día, muchas empresas fabrican barbacoas de hierro fundido que son asequibles y, al mismo tiempo, de una gran calidad.

Esmaltadas o sin esmaltar

Las barbacoas de hierro fundido sin esmaltar no tienen ningún tipo de revestimiento, mientras que las esmaltadas están recubiertas de un esmalte especial. Al principio, la comida se pegará a una barbacoa de hierro fundido sin esmaltar.

Sin embargo, al curarla y cocinar con ella de forma habitual, la comida dejará de pegarse. Además, las barbacoas sin esmaltar son barbacoas baratas y pueden usarse durante décadas. Por otro lado, los productos esmaltados son antiadherentes nada más sacarlos de la caja.

Y aunque no hay que curarlos, hace falta un montón de mantenimiento para asegurarse de que el esmalte permanece intacto. Sin embargo, el esmaltado se desgastará con el tiempo, lo que hará que la barbacoa quede inutilizable. Por lo tanto, una superficie antiadherente acaba suponiendo un coste elevado.

Forma

Aunque la mayoría de las barbacoas de hierro fundido tienen forma redonda, las mejores son las de forma cuadrada. Esto aumenta la superficie para poder cocinar de manera más uniforme. Por ejemplo, una barbacoa cuadrada de 25 centímetros de lado tiene una superficie de 625 centímetros cuadrados.

Por contra, una barbacoa del mismo diámetro tiene menos de 500 centímetros cuadrados. Por otro lado, como el acero fundido conduce bien el calor, todas las esquinas mantendrán la temperatura.

Mantenimiento de una barbacoa de hierro fundido

Bajo el microscopio, las barbacoas de hierro fundido tienen poros, irregularidades y grietas. Estas irregularidades hacen que la comida se pegue y se rompa al cocinarla.

El motivo se encuentra en las reacciones químicas que tienen lugar en el proceso de cocinado, y que hacen que los alimentos que se cocinan se peguen a la superficie. Éste es el motivo por el que una barbacoa de hierro fundido no es antiadherente al usarla por primera vez.

Para evitar que la comida se pegue, tienes que crear una capa protectora en la superficie de la barbacoa. La polimerización es la reacción que ocurre entre el metal y el oxígeno en presencia de calor y grasa. Esto hace que se forme una capa sólida que recubre la superficie.

Cuantas más veces se caliente aceite en una barbacoa de hierro fundido, más grueso será este revestimiento. De esta forma, la superficie adquirirá mejores propiedades antiadherentes con el paso del tiempo.

Precauciones

Evita los alimentos ácidos

Antes de que tu barbacoa de hierro fundido tenga una capa antiadherente, debes evitar cocinar alimentos muy ácidos como salsas con base de vino y de tomate. También debes evitar usar un montón de jabón, o utilizarlo de forma frecuente. Los alimentos ácidos y el jabón harán que el proceso de curado lleve más tiempo.

Costras

Esto es probablemente lo peor que le puede pasar a tu barbacoa de hierro fundido. Sin embargo, este problema es fácil de resolver. Recuerda siempre aplicar aceite después de cada uso de la barbacoa. Si no vas a hacerlo, evita calentarla demasiado.

Óxido

Una barbacoa de hierro fundido se oxidará si dejas que se seque al aire sin haberla curado correctamente. Cuando la barbacoa no está bien curada, el agua entra en contacto con el hierro fundido, lo que provoca óxido. Aunque es posible que no sea algo preocupante, no da una buena imagen en ninguna cocina. En el raro caso de que toda tu barbacoa de hierro fundido se haya oxidado, tendrás que empezar a curarla desde el principio.

Cómo curar la superficie

1. Friega

El hecho de que una barbacoa de hierro fundido tenga un aspecto limpio al comprarla no significa que esté realmente limpia. Teniendo en cuenta que tiene poros microscópicos, es fácil que el polvo y la suciedad se hayan metido en esas grietas e irregularidades.

Para limpiar tu barbacoa de hierro fundido, échale un poco de sal y frota la superficie con un trozo de papel de cocina. Ésta también es una manera fantástica de eliminar todas las impurezas. Después de frotarla con sal, lávala bien con jabón y agua caliente. Para que el siguiente paso sea más sencillo y eficaz a la hora de curar la barbacoa, asegúrate de que la secas con cuidado.

2. Aplica aceite

El segundo paso es aplicar aceite en la superficie de tu barbacoa de hierro fundido. Para ello, utiliza un trozo de papel de cocina empapado en una grasa insaturada. Puedes usar aceite de oliva o de girasol.

La ventaja de utilizar grasas insaturadas es que son más reactivas que las saturadas. Por lo tanto, se polimerizan mejor y de manera más rápida. En su día, cuando las barbacoas de hierro fundido se hacían cada vez más populares, también se usaba grasa de panceta y manteca de cero para curarlas.

3. Calienta

Para que tenga lugar la polimerización, debe haber calor. Así que mete la barbacoa en el horno a 175 grados centígrados. El calor hará que la barbacoa genere humo. Cuando la saques, estará más oscura que cuando empezaste a usarla. También puedes aplicar calor usando el fogón de una cocina, pero un horno calienta de manera más uniforme porque no hay puntos calientes. Calentar de forma homogénea permite una mejor curación.

4. Repite

Vuelve a aplicar aceite y a calentar a la misma temperatura hasta que la barbacoa quede totalmente negra. El cambio en el color te mostrará que tienes una verdadera barbacoa de hierro fundido y que la curación está funcionando. Cuando la superficie esté completamente negra, sácala del horno y deja que se enfríe. Cuando esté fría, la barbacoa estará lista para ser usada.

Mantenimiento de una barbacoa de hierro fundido

Aunque la gente suele tener un miedo irracional a usar hierro fundido, en cuanto lo hayas curado correctamente es posible que consigas tener la barbacoa que más te va a durar.

Es imposible rallarla con utensilios metálicos, y el jabón no la dañará. Sin embargo, hay que tener en cuenta algunas cosas para hacer que tu barbacoa de hierro fundido mantenga su eficacia durante más tiempo.

1. Úsala de forma regular

El secreto con el hierro fundido es asegurarte de que lo usas de manera regular. La mejor polimerización es la que tiene lugar de forma lenta, con el paso del tiempo y en capas finas. Y estas capas sólo se irán acumulando si usas tu barbacoa de hierro fundido de manera habitual, sobre todo para cocinar con grasa. No prepares alimentos con base líquida en tu barbacoa de hierro fundido hasta que no esté razonablemente curada.

2. Mantenla limpia

Cuando la comida se pega en el fondo de la barbacoa, es más fácil despegarla cuando la superficie está caliente que cuando se haya enfriado. Por otro lado, limpiar tu barbacoa de hierro fundido inmediatamente después de usarla disminuye las probabilidades de tener que usar una cantidad excesiva de jabón.

Sólo necesitarás utilizar una esponja suave para limpiarla. Este proceso de limpieza garantiza que la comida que cocines no adquiera los sabores de los alimentos que hayas preparado antes. Cuando esto ocurre, la autenticidad de la comida se pierde y no sabe tan bien como debería.

3. Evita los abrasivos fuertes

El curado se puede eliminar usando estropajos metálicos. Aunque no afectarán a la propia barbacoa, usando estropajos de metal es posible desgastar años de curado en sólo cinco minutos o menos. Así que si tienes que usar un estropajo metálico, hazlo con suavidad. Si no, una esponja suave será más que suficiente para limpiar tu barbacoa de hierro fundido.

4. Sécala bien

Para evitar la oxidación, antes de que tu barbacoa de hierro fundido tenga una curación con suficientes capas, evita secarla al aire. Por lo tanto, después de limpiarla, sécala bien, aplícale aceite y caliéntala para añadirle otra capa de curación. Puedes calentar la barbacoa hasta que empiece a echar humo y luego aplicarle una capa de aceite usando un trozo de papel de cocina.

A continuación, deja que la barbacoa se enfríe a temperatura ambiente. De esta manera, si la barbacoa entra en contacto con la humedad del aire, no resultará dañada. Por lo tanto, tu barbacoa de hierro fundido estará segura para que puedas volver a usarla.

Barbacoa de hierro fundido: ¿cuál es mejor comprar en 2019?
5 (100%) 1 vote[s]